Inbound Marketing

Metodología inbound marketing. Primera fase: Atraer usuarios desconocidos

Clientify Logo

closemarketing

Compartir en redes:

El inbound marketing, al igual que cualquier proceso de venta tanto físico como digital, tiene una serie de pautas de obligado cumplimiento si queremos establecer relaciones exitosas entre el producto o la marca y los clientes potenciales a los que nos dirijamos.

 

Esas pautas se estructuran en 4 puntos fundamentales; atraer usuarios desconocidos, convertir visitantes, cerrar leads y finalmente deleitar a los clientes.

 

Pero, ¿qué necesitamos saber para comenzar atrayendo nuevos clientes potenciales?, ¿es importante tener un buen sistema de atracción para comenzar?

 

La respuesta a estas cuestiones es muy sencilla. Para un buen proceso de atracción de usuarios desconocidos es necesario aplicar las siguientes técnicas:

 

 

Construye tu Buyer Persona.

 

Este aspecto es muy importante si queremos conocer a la perfección cual es nuestro “buyer persona” o también conocido como “cliente ideal”. Es necesario que  definamos características físicas, psicológicas y pautas de comportamiento de ese cliente ideal. De este modo conseguiremos definir nuestro público objetivo y poder dirigirnos a él de una forma más exitosa, aplicando las técnicas necesarias para una mayor atracción.

 

 

Optimizar como motor de búsqueda.

 

 En Inbound Marketing, la creación de contenido de calidad es un aspecto a tener en cuenta ya que nos posicionará mejor en los buscadores y en el muro de las redes sociales donde compartamos el contenido (fundamental si queremos que los clientes nos encuentren rápido y sepan de nuestra existencia).

 

El uso de palabras clave, estructuras simples pero potentes, así como información adecuada y contextualizada, son los principales objetivos que debemos cumplir si queremos que la optimización sea el motor que mueva nuestra estrategia de inbound marketing.
y por lo tanto a un mayor éxito.

 

Con Clientify podrás tener a tu disposición una herramienta de marketing de Social Media con la que podrás realizar todas tus publicaciones y optimizar tu tiempo.

 

 

Empatizar y personalizar, dos aspectos a tener en cuenta.

 

Durante el proceso de atracción es necesario que los clientes, una vez que conozcan tus propósitos, sientan que la marca piensa en ellos en todo momento.

 

Como hemos comentado anteriormente, construir un “buyer persona” es ideal para alcanzar y conocer de una forma más exitosa a tu público objetivo. Si además de eso, añadimos un proceso de empatía y personalización del contenido hacia los intereses y metas de ese “buyer persona”, estaremos creando un contenido fácilmente accesible para nuestros clientes objetivos y por tanto, influyente.

 

Si una persona siente que una marca o un producto piensa y se preocupa por ella, la marca tiene mucho ganado ya que el ser humano (en este caso cliente) se inclina hacia marcas o productos con los que se siente identificado. Es fundamental conocer esto si queremos que el proceso de atracción sea exitoso y por lo tanto podamos conseguir leads más rápidamente.

 

 

Conclusión final de la primera fase de la metodología inbound marketing. 

 

Para ir concluyendo con esta primera parte del proceso de inbound marketing debemos reiterar la importancia de la creación de contenido objetivo, útil y de calidad para nuestro público. El contenido debe ser accesible, es decir, debemos publicarlo en nuestras redes sociales (donde la mayoría de nuestros clientes potenciales se encuentran) y también en nuestro blog (para un mejor posicionamiento SEO en buscadores).  Además, es importante que conozcamos a la perfección todos los aspectos de nuestro “buyer persona” para así poder dirigirnos a él de una forma más rápida, fácil y exitosa.

 

Conseguir que nuestra empresa utilice el inbound marketing con éxtio depende de nosotros y del uso que le demos al contenido con el que trabajamos.

 

')}

También te puede interesar...

Inbound Marketing Lead Scoring

Lead Scoring y Lead Magnet ¿Qué son?

CRM Inbound Marketing

CRM y ERP ¿En qué se diferencian?