Liderazgo

¿Cómo ser inclusivo en el trabajo?

Clientify Logo

clientify

Compartir en redes:

En un equipo siempre habrá diferencias, desde el área de trabajo al que se dediquen hasta el estilo de ropa que utilicen. Pero ser inclusivo va más allá de lo superficial, no se centra en el trabajo, sino en la persona que lo desempeña.

Ser más inclusivo no solo mejorará el ambiente en la oficina, también la comunicación y el rendimiento. Eso sí, lo interesante de ser inclusivo no reside en obtener más ventas, deberás hacerlo por un bien común.

A continuación tienes una serie de consejos que te ayudarán a alcanzar un mayor grado de inclusividad en tu negocio.

Un cambio piramidal y organizado

Desde arriba hasta abajo, comenzando por los directivos, todos deben tener una visión y conciencia de la importancia de unos buenos valores empresariales. Recuerda que no buscamos dar más libertades a las personas sino las que merecen para que el entorno laboral y sus días sean óptimos.

Observa las diferencias culturales de tu equipo y crea experiencias entretenidas para que puedan expresar sus tradiciones y creencias. En la variedad reside la riqueza.

¿Tienes departamento de recursos humanos? Propón crear programas internos para culturas y géneros diferentes.

Crea una hoja de ruta, apunta tus acciones el calendario con el resultado producido y haz que tu equipo se sienta escuchado, ten en cuenta factores de edad, género, orientación sexual u origen. No hace falta que seas formal en tus acciones, tu intención será relajar tensiones del día a día y generar vínculos más estrechos.


Realiza un ejercicio de introspección

¿Alguna vez has tratado o visto a algún compañero tratar con condescendencia a otro? Si tienes un puesto de mayor responsabilidad actúa desde un punto de vista conciliador, en la mayor cantidad de ocasiones las personas no se comportan como deberían o no son tan respetuosas porque no entienden las diferencias entre ellas y los demás.

Si eres el jefe, no dejes caer toda la responsabilidad de estos procesos sobre personas que pertenezcan a grupos discriminados, esto puede resultar en una brecha incluso mayor de la que ya había.


Toma decisiones objetivas

Parece tarea sencilla pero cuando por ejemplo nos piden que sugiramos a un compañero para llevar a cabo un proyecto de suma importancia, tendemos a elegir a amistades sobre otros profesionales. Cuando se trata de trabajo debemos ser totalmente objetivos e imparciales, no permitas que tus relaciones personales influyan en el oficio.

A diario se realizan sesgos casi de manera inconsciente, por ello, antes de tomar una decisión piensa ¿quién se merece mejor ese reconocimiento o tarea de verdad?

Si tomas una decisión emocional podrás agrandar la frustración de otras personas que sí han estado perseverando a diario por ello. Esto también puede aplicarse al proceso de selección de nuevos trabajadores al estudiar sus CVs, de ahí que algunas empresas los tomen de manera anónima para no dejarse llevar por micro sesgos.


Cuida tu lenguaje o humor

Más del 60% de las personas LGBT no revelan su orientación sexual en el trabajo. Es muy posible que el humor a veces exceda unas barreras que limiten que otras personas puedan expresarse abiertamente. Esto no significa que te deba dejar de gustar por ejemplo el humor negro pero sí que debes tener muy en cuenta el contexto. 

En la oficina evita hacer burlas hacia colectivos, sobre todo cuando estás en una posición privilegiada. No es el momento ni el lugar.

Aunque sea una broma, nuestro lenguaje y comportamiento social con los demás influye en los prejuicios que se crean. Sino cuando decimos que hay estereotipos impuestos por la sociedad ¿a qué crees que se puede referir? Exacto, a estas situaciones incómodas.

Sé empático o pregunta de manera educada tus dudas.


Piensa fuera de la caja

Es un dicho muy común para salir de esos márgenes imaginarios que la sociedad impone. Por ejemplo, si tienes una compañera lesbiana y te interesas por conocer sobre ella o cómo ha sido su proceso saliendo del armario, no te convertirá en lesbiana (como muchas personas desgraciadamente piensan). Esto solo te ayudará a ser más culta y tener una visión más amplia de otras comunidades que viven a diario contigo y es aplicable a personas discapacitadas, de otros países de origen, género y demás.

La ignorancia es el peor enemigo del ser humano.


También te puede interesar...